El reto de las cocinas con ventana

Todo lo que hay que saber sobre las cocinas con ventana

Para nosotros, los espacios ideales son aquellos que cuentan con iluminación natural completa. Es la mejor forma de iluminarlos, ya que permite distinguir los colores, formas y texturas en la proporción más cercana a la realidad. La iluminación natural no tergiversa la esencia en sí de los elementos interiores, por lo que será ideal si tenemos esta ventaja cerca de las principales zonas de cocina.

Otra ventaja de disponer de ventanas en nuestras cocinas es que tendremos ventilación de sobra para cuando cocinamos pescado o limpiamos a fondo nuestras encimeras. Al ser una estancia de alto uso y tráfico, se acumula suciedad y olores, por lo que es importante mantenerla bien ventilada.

No debemos olvidar tampoco que cuando no haya luz natural la cocina debe estar también perfectamente iluminada. Por eso, es imprescindible pensar también en la colocación de luminarias en las zonas más importantes que nos ayuden a complementar la luz natural.

 

 

Hoy les damos las herramientas para aprovechar la luz natural al máximo.

Deja que entre la luz en tu cocina

En la medida de lo posible, dejamos entrar toda la luz del sol a nuestras cocinas; recuerda que es un espacio de trabajo en el que manipulamos alimentos y herramientas cortantes, por lo que no deberíamos escatimar en la iluminación.

El punto de entrada de la iluminación natural es una de las referencias de partida para diseñar, siendo importante para los seres humanos el contacto constante con los rayos de sol. Aunque si la luz es directa, necesitaremos regular la intensidad para que no sea dañino. Esto lo puedes hacer mediante cortinas, persianas, estores e incluso vinilos y láminas electrostáticas que además añadirán decoración a tu cocina.

En los puntos donde sea imposible que llegue la luz natural, debemos reforzar la iluminación con luz artificial creando un efecto similar. Se puede conseguir con luminarias led de distintos tipos, que además permiten regular intensidad y tonalidades.

Cocinas en L con ventana

En cocinas con forma de L, tenemos dos frentes de trabajo en los que pueden estar cocinando más de una persona por lo que tratamos de que el diseño permita que la luz llegue en cantidades iguales a todos los espacios de trabajo, como la placa, el fregadero, o las encimeras en donde prepararemos todos los alimentos.

Esto lo diseñamos ubicando la torre de hornos o el módulo de nevera en el punto más lejano, porque al ser módulos cerrados no permiten que pase la luz.

Cocinas en U con ventana

Lo ideal sería tener ventanas en todos los puntos de nuestras cocinas, pero en estos modelos solemos tener ventana en el área central, por lo que nos gusta ubicar el área de trabajo frente o cerca de las ventanas para facilitar su iluminación, complementando las otras zonas con iluminación bajo los módulos altos.

Ventana sobre Fregadero

La colocación del fregadero bajo las ventanas es una de las ubicaciones clásicas. Permite tener constantemente iluminada dicha zona de trabajo y genera sensación de amplitud contrastando con los elementos metálicos de los que suelen estar fabricados los fregaderos.

Es importante tener en cuenta si la luz impacta de forma directa sobre estas ventanas, en tal caso deberán poder ser reguladas con alguna persiana o cortina, también por temas de mantener un espacio íntimo.

Es muy importante tener en cuenta también la apertura de la ventana ya que esto puede influir en la elección de la grifería. Si se trata de una ventana batiente u oscilobatiente, deberemos elegir una grifería especial para este caso, abatible o escamoteable.

Ventana sobre fuegos

Colocar los fuegos delante de la ventana es bastante complicado y en la medida de lo posible deberíamos intentar evitarlo. Por un lado, las corrientes de aire pueden interferir con la llama en el caso de las placas de gas y puede ser bastante peligroso. Además, hay que tener en cuenta que, si se va a colocar una campana extractora, normalmente necesitas fijarla a la pared. Este problema se puede resolver colocando campanas de techo o de isla, que están preparadas para fijarse al forjado directamente, pero suelen tener precios más elevados que las convencionales.

Respecto a la limpieza, tampoco es muy aconsejable ya que, dependiendo de la altura de la ventana, podrían sufrir manchas constantes y salpicaduras.

Altura ventana cocina

Las ventanas suelen tener alturas estándar aunque en la cocina es importante tener en cuenta la altura de la encimera y procurar que queden por encima de esa altura para facilitarte el amueblamiento. También es importante pensar que debemos poder manipularlas sin problema.

Por ejemplo, como hemos comentado, si estuviera frente al fregadero, hay que vigilar la altura de la grifería, para que permita abrir y cerrar las ventanas. Un caso similar sería si estuviese frente a electrodomésticos, tendríamos que evitar que pueda tropezar cuando la brisa abre y cierra bruscamente las ventanas.

No hay comentarios on El reto de las cocinas con ventana

Escribe un comentario